EL BUCEO ADAPTADO

El buceo es una actividad muy atractiva, aunque requiere un buen estado de forma y formación teórica y práctica. Aun así, con las adaptaciones oportunas, las personas con discapacidad física o sensorial también pueden disfrutar de esta experiencia.

Buceo Recreativo Certificado Medico Barcelona

Buceo deportivo: Conceptos básicos

El buceo (también denominado submarinismo) es una práctica que consiste en la inmersión en masas de agua como mares o lagos.

Se considera buceo adaptado al conjunto de actividades subacuáticas realizadas por personas con discapacidad. Precisa adaptaciones en el material (ajustes técnicos mínimos), movimientos y logística que permitirán que el buceador practique la actividad con la misma seguridad que las personas sin discapacidad.

Por todo ello para practicar buceo adaptado es necesario cumplir algunos requisitos.

Aun así, el buceo es un deporte seguro, aunque es importante estar preparado y familiarizado con el material.

En el caso del buceo adaptado, y dependiendo de la discapacidad del buceador, será necesaria la inmersión de un buceador de apoyo o más.

Los beneficios del buceo adaptado

Buceo adaptado: libertad y diversión bajo el agua | Sunrise Medical

Habitualmente el buceo se asocia con personas aventureras dispuestas a vivir nuevas experiencias bajo el agua, pero en realidad, se trata de una actividad asequible y llena de beneficios.

1.- Tendrás la sensación de libertad e ingravidez que nos hace iguales a buceadores con o sin discapacidad al eliminar las barreras del entorno.

2.- Te permitirá mover todo el cuerpo fortaleciéndolo y ganando masa muscular.

3.- El buceo es un deporte muy completo que te ayuda a controlar el peso

4.- En el buceo se requiere controlar la respiración y por ello este deporte es positivo para el corazón y los músculos yfortalece la circulación sin forzar el corazón.

5.- El aislamiento de sonidos también ayuda a crear esta sensación de relax que todos agradecemos en algún momento.

6.- El buceo adaptado promueve un clima de igualdad e interconexión entre buceadores.

Requisitos para practicar buceo adaptado 

Acciones y resultados :: Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del  Territorio :: Junta de Andalucía

A pesar de todos sus beneficios, la práctica de buceo puede estar contraindicada en algunos casos. Por eso, la Federación Española de Actividades Subacuáticas destaca, entre los requisitos generales para practicar buceo adaptado, saber y poder nadar una distancia mínima de 100 metros (en cualquier estilo y tiempo) y no tener ninguna contraindicación médica general, además de realizar la formación correspondiente y obtener una valoración médica específica. Este examen médico tiene como objetivo clasificar a los buceadores en dos tipologías para determinar el tipo de adaptación que requieren.

Buceador C1

Totalmente dependiente en accesos y parcialmente dependiente en las maniobras de inmersión.

Dentro del agua, es dependiente total o parcial en gestos y desplazamiento.

En este caso, el buceador necesita siempre un buceador con él y un buceador sin discapacidad experimentado como buzo de seguridad.

Buceador C2

Sólo dependiente para el acceso al agua y/o parcialmente dependiente en algunas de las maniobras previas a la inmersión.

Dentro del agua, totalmente independiente en todos los gestos técnicos del buceo estándar y en su desplazamiento.

En este caso, necesita un buceador sin discapacidad como acompañante.

No podrán realizar buceo adaptado

1.- Personas con tetraplejia completa con nivel motor útil C6.

2.- Personas con parálisis cerebral que no puedan realizar marcha útil con o sin ayudas.

3.- Personas con parálisis cerebral con afectación severa en extremidades superiores que no permitan una función motora gruesa.

4.- Personas con discapacidad a causa de distrofias musculares, esclerosis múltiple o artritis reumatoide.

5.- Personas amputadas bilaterales de extremidades superiores. Por debajo del codo, dependerá de la longitud, la funcionalidad de los muñones y la posibilidad de utilizar prótesis de buceo adaptado.

6.- Personas con trastornos de deglución de origen neurológico.

La práctica de buceo adaptado también está contraindicada para personas con alguna enfermedad cardiológica o pulmonar grave e irreversible (en los tetrapléjicos altos les debe de quedar un mínimo de capacidad de ventilación de un 50%), perforación timpánica irreversible o epilepsia.

¿Qué te parece este deporte adaptado? Desde el C.A.S. Al Fondo intentamos que conozcas este deporte y que compruebes que “el que quiere puede”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.